arbol quiero sembrar

Quiero Crecer

NUESTRO CAMINO

La luz del entendimiento espera oculta, silenciosa... escondiéndose de aquellos que aún no la han contemplado.

A veces, deja asomar algún tenue rayo fuera de su escondite en el momento adecuado, durante el tiempo justo... calculado sin error para que la conciencia divina, personificada en algún ser bendecido, llegue a captar y adivinar su resplandor.

Y puede ocurrir que este ser reconozca el origen de esa luz; y puede que, ante este reconocimiento, el ser responda, solicitando y a veces suplicando, un poquito más de claridad. Si esto ocurre, ella le jurará amor eterno; se instalará en su corazón, y le irá entonces alimentando en su vida con pensamientos, con impulsos, presentimientos, regalos y experiencias.

Y a través de este alimento, el ser cultivará y hará crecer a la propia luz del entendimiento dentro de sí mismo... Y ya no habrá marcha atrás.

A mayor intensidad de luz en su alma, más brillante será la luz que emita el ser en rededor. Y sus pensamientos serán más puros, y sus impulsos más intensos, sus presentimientos más precisos, sus regalos más hermosos y sus experiencias más extraordinarias. La magia se hará presente y finalmente convertirá este amor mutuo en fusión. La fusión de lo divino consigo mismo, alcanzando su destino, a través de su camino... De nuestro camino.



Bosque de Luz