LA TIERRA, EL SOL Y LA LUNA EN SERVICIO A LA HUMANIDAD

Publicado por CINTA ESTEBAN GALDEANO
Mi misión de vida es ayudar al resto de almas viajeras a recordar quiénes son, a qué vinieron y con qué herramientas cuentan, intentando que lo consigan mientras disfrutan de una existencia feliz y ro... Saber más de Cinta Esteban Galdeano

La Tierra, El Sol y La Luna lejos de ser únicamente formas físicas son tres conciencias amorosas, sabias y muy evolucionadas que han encarnado en esos tres cuerpos físicos para sostenernos, impulsarnos y apoyarnos en nuestro crecimiento como chispas divinas.

La Tierra y La Luna son las que estimulan nuestra energía femenina mientras que el Sol potencia nuestra energía masculina.

La energía dorada del Sol nos recorre con toda su fuerza y su potencia revitalizándonos, impulsándonos a la acción, vigorizándonos con su sabiduría. Cuando nos conectamos a él una voluntad inquebrantable nos invade y la sensación de protección y confianza se integra en nuestro ser. A través de sus llamaradas solares llegan a nosotros energías estimulantes que nos empujan a transformarnos y a avanzar en nuestro desarrollo. Esas energías elevadas nos ayudan a soltar todo aquello que nos limita y nos impide avanzar para que sea consumido en su fuego solar.

La Luna nos afecta de una manera más emocional. A medida que ella va atravesando sus distintas fases nos va invitando a transitar por diferentes estados anímicos. Ella nos balancea con su energía plateada ayudándonos a experimentar una variedad ilimitada de emociones y estados del ser. Alegría, ira, felicidad, frustración, miedo, certeza, angustia, valentía… Esas fluctuaciones nos permiten reconocer qué bloqueos aún permanecen en nosotros, qué desequilibrios perviven en nuestro ser, para poder ser liberados cuando la energía dorada del Sol llegue a nosotros.

Cuando la Luna está Llena la energía que nos envía tiene el objetivo de remover todo aquello que está en nosotros pero que no nos atrevemos a mirar con honestidad para que pueda ser reconocido y si es nuestro deseo, disuelto o transformado. En esta fase, prevalece nuestro emocional sobre nuestro mental, por lo que es más habitual sentirnos irritados, preocupados o tristes.

Cuando La Luna transita su Cuarto Menguante nos ayuda a observar y analizar todo aquello que ha salido a la superficie durante La Luna Llena. Es un período de calma en el que nos ayudará a alejarnos de emociones, personas o situaciones con las que ya no resonamos, si ese es nuestro deseo.

Si al llegar La Luna Nueva hemos conseguido aceptar con valentía nuestras heridas y alejarnos de lo que ya no está en nuestro nivel de vibración será el momento de decidir qué nuevo camino seguir y comenzar las acciones que nos dirijan a él. Es una fase en la que los nuevos proyectos son apoyados por la energía lunar de manera especial.

En la fase de Cuarto Creciente La Luna nos sostiene emocionalmente para continuar firmes en las decisiones tomadas en la fase anterior. Es una época muy propicia para el aprendizaje y la integración de nuevos conceptos.

Por último, La Tierra es la que nos sostiene y acoge. Ella se encarga de transmutar todas las emociones y patrones mentales que desechamos y convertirlos en nuevas habilidades que podamos utilizar. Es quien nos alimenta con amor, quien nos apoya en tiempos de cambios, quien nos ofrece un espacio seguro donde descansar. Representa el papel de una madre amorosa que se sacrifica por sus retoños una y otra vez con tal de ofrecerles la oportunidad de aprender por sí mismos y experimentar la magia de la vida.

Estas tres amorosas y sabias conciencias son imprescindibles para nuestra evolución en el planeta Tierra. Gracias a ellas disponemos de un lugar donde experimentar y aprender. Ellas nos impulsan a transformarnos, a liberarnos, a desprendernos de lo que ya no resuena con nosotros y nos sostienen y acogen en los momentos más difíciles.

Por ello, resulta muy adecuado realizar una meditación diaria para conectarnos con ellas y así recibir conscientemente su energía y su amor. Esa meditación no tiene por qué durar mucho tiempo si no disponemos de él. Bastará con poner nuestra atención en nuestro chakra corazón y sentir o imaginar que nos conectamos a La Tierra, El Sol y La Luna, enviándoles nuestro amor sincero y nuestro profundo agradecimiento por su servicio de Luz.

Feliz aprendizaje, caminantes!!!


OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

¿Y QUÉ ES ESO DEL AQUÍ Y EL AHORA?

NUESTRA MENTE

BOSQUE DE LUZ - 03/12/2018


Oyes hablar sobre lo importante de vivir en el aquí y el ahora pero ¿qué significa en realidad y por qué tanto bombo con eso?

VÍNCULOS ENERGÉTICOS

TERAPIAS ENERGÉTICAS

CINTA ESTEBAN GALDEANO - 26/10/2018


Descubre los vínculos energéticos que se crean en la familia, entre padres, madres e hijos.

LOS SIETE CUERPOS

ESPIRITUALIDAD

CINTA ESTEBAN GALDEANO - 19/10/2018


Conoce los 7 vehículos con los que te mueves en este mundo (y en otros).