LOS VALIENTES RECONOCEN SU MIEDO

Ser valiente es reconocer el miedo. El miedo ante todo es una emoción primaria y primitiva de nuestro cerebro cuya característica es sentir peligro real o imaginado. 


¿Por qué sentimos miedo? 
En principio es una emoción saludable que nos permite ponernos alerta y sobrevivir por ejemplo si olemos humo y sentimos miedo en ese mismo momento buscaremos una salida de peligro lo cual no hará salvar la vida.  Ahora bien, también existe el miedo irracional ese que no sabemos de dónde viene, pero nos perturba hasta el punto de generar insomnio y otros problemas psicosomáticos. 


Cómo afecta el miedo a la mente y el cuerpo. 
La manifestación fisiológica del miedo se origina en la parte más antigua de nuestro cerebro en el cerebro reptiliano y en el sistema límbico donde rigen la memoria la atención los instintos sexuales y el placer. El cerebro escanea todo el tiempo a través de los sentidos lo que sucede alrededor de la persona inclusiva durmiendo. Si detecto algún peligro se activa la amígdala cerebral situada en el lóbulo temporal y se producen cambios físicos inmediatos que pueden favorecer el enfrentamiento, la parálisis o la huida. El corazón se acelera y envía sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células especialmente adrenalina por lo que aumenta la presión sanguínea la sangre es enviada a los músculos especialmente a las extremidades inferiores. El sistema inmunitario se detiene al igual que toda la función no esencial y el sistema límbico fija su atención en el objeto amenazante puede haber consecuencias negativas como taquicardia exceso de sudoración y temblores. 


¿Cómo puedes enfrentarte al miedo? 
Principalmente hay que asumirlo, no negarlo y aceptarlo. Ante el peligro, nada más es mejor sugestionar que controlar y todo lo que esté en la cabeza regularlo; el temor es una a una entrevista laboral o a una primera cita es normal en general los cambios en la vida nos produce algún tipo de miedo ya que nos enfrentamos a lo desconocido. 

El otro miedo (irreal) hay que tratarlo ya que se trata de un impulso interior que busca defendernos de un peligro irreal que la mente se esfuerza en creer. En consulta suelo tener personas con ataques de ansiedad que son capaces de superarlos sin necesidad de fármacos. A través de una terapia y de un autoanálisis del porqué de estos ataques de miedo y del que hay detrás la realidad en ellos porque muchas veces los “engramas” programas muy conscientes (los circuitos neuronales que buscan retroalimentarse repitiendo pautas y conductas) por ejemplo una vivencia de miedo siendo niño se siguen repitiendo, aunque en el momento presente no tengan ni causa ni motivo como algo real. 

El miedo forma parte de nosotros desde el origen de los tiempos y puede ser nuestro gran aliado o el peor enemigo cuando no lo superamos nos bloquea, pero no olvidemos que todos tenemos la capacidad de superar el miedo. Si nosotros no estamos al mando EL EGO se pone al control. ​La persona que sí que dirige su vida es la persona que sabe gestionar el miedo. 

Querer controlar el miedo es tener que pagar un precio que termina resultando caro por tanto es mejor la gestión de él que tratar de controlarlo. Para VER el miedo en vez de mirar hacia fuera es mejor mirar hacia dentro porque allí es donde realmente se encuentra la mayoría de las veces tenemos herramientas para 
conseguir esta meta adquiriendo seguridad interna coordinando emociones y pensamientos y sintiendo que tienes y puedes que usar otros recursos. 

El miedo nos hace más sabios los pensamientos negativos siempre van en automático los pensamientos positivos hay que practicarlos. Creemos que lo que hay fuera es siempre mejor que lo que nosotros tenemos dentro los demás siempre están mejor que nosotros y eso no suele ser así. Pensando así te 
infravaloras. 

El miedo nos pone a prueba tenemos ante nosotros una oportunidad para creer que tomar las riendas siendo tú el que decide y no la situación la que te domina. La memoria cognitiva consciente no tiene los datos los datos están archivados en el subconsciente.

Cuando en hipnoterapia llegamos al primer momento dónde se creó el conflicto en el cual se constituye “el engrama” la persona reconoce de dónde viene el temor y sabe que es como si estuviera viendo una película, en la se da cuenta de que en verdad no existe en su realidad cotidiana. Entonces se da la sanación. 

¿A que le tienes miedo? ¿real, irreal? Estas son preguntas que debemos hacernos y tenemos miedo porque ellas nos llevarán a la respuesta. Si esta respuesta está en la infancia, es un acontecimiento pasado, la reflexión sobre esto puede ser muy importante.  Podemos recurrir a la hipnoterapia porque nos llevará a poder solucionar el conflicto allí donde se originan. 

El miedo termina cuando tu propia mente se da cuenta de que es ella la que lo ha generado.  


Esperanza Delfín 
Coach Transpersonal e Hipnosis 
Miembro 5918 Cofenat 

Publicado por ESPERANZA DELFIN
-HIPNOTERAPIA Y COACH TRANSPERSONAL HOLÍSTICO -FORMADORA DE CURSOS FORMACIÓN OCUPACIONAL -Directora de "EL PEQUEÑO JARDIN" ESCUELA HOLÍSTICA - ASOCIADA APTN-COFENAT Nº 5918 Saber más de ESPERANZA DELFIN
ALGUNAS ACTIVIDADES DE ESPERANZA DELFIN
OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

HIPNOSIS Y TABAQUISMO

TERAPIAS NATURALES

ESPERANZA DELFIN - 02/04/2019



EL SIGNIFICADO DE LOS COLORES

TERAPIAS ENERGÉTICAS

MAYTE SAPENA - 19/02/2019


Si has ido a un taller de meditación, habrás escuchado algo así: “Visualiza una esfera de luz, de color verde, en tu corazón"

LA MUJER CELTA

ESPIRITUALIDAD

BOSQUE DE LUZ - 08/02/2019


Las mujeres celtas eran criadas tan libremente como los hombres. Además eran excelentes amantes, madres e incluso guerreras.